CENTRO INTEGRAL DE SALUD PÉLVICA

¿De qué métodos anticonceptivos disponemos?
30 agosto, 2018
QUISTES EN OVARIO
31 octubre, 2018
Mostrar todo

¡Un bulto en el testículo¡

Cada vez es más frecuente que un varón acuda a la consulta y diga “tengo un bulto o algo en el testículo”. En las siguientes líneas vamos a ayudar a comprender esta situación.

¿QUÉ SON LOS TESTÍCULOS?

Los testículos son órganos que tienen una función doble. Por un lado, la función hormonal porque fabrican la hormona masculina que es la testosterona, la hormona que tiene la función de que los hombres tengan aspecto de hombres y que su función sexual sea posible. Por otra lado, al igual que el ovario en la mujer, el testículo fabrica las células responsables de la reproducción los conocidos como espermatozoides.

¿CUÁL ES EL PROBLEMA O ENFERMEDAD POR EL QUE SE CONSULTA CON MÁS FRECUENCIA?

La consulta más frecuente es el bulto en testículo. El niño, el adolescente o el adulto se ha notado algo distinto y en la auto-exploración se ha tocado una alteración en la forma o incluso a veces dicen que tienen “como un tercer testículo”.

Habitualmente acuden a consulta con mucha preocupación y ansiedad. Y es que la prensa ha divulgado casos de personajes muy conocidos, especialmente del deporte, que han padecido cáncer de testículo y evidentemente ese posible diagnóstico está en la mente de muchos que notan el bulto.

¿TENER UN BULTO EN EL TESTÍCULO SIGNIFICA CÁNCER?

Afortunadamente pocas veces. Hay muchas otras patologías del testículo y de elementos a su alrededor que pueden simularlo. Quistes, un hematoma por un golpe inadvertido, inflamación inespecífica, infección, acúmulo de líquido alrededor del testículo…..todas son fácilmente diagnosticable por un urólogo con una simple exploración y ecografía.

Las consultas por este motivo suelen ser muy gratificantes y resolutivas. Recibimos a un varón que no se explica de lo nervioso que está y con frecuencia le tranquilizamos porque lo que padece no es preocupante y a lo sumo necesita un seguimiento periódico.

¿HAY ALGUNA SITUACIÓN DE URGENCIA?

Desde la infancia hasta la adolescencia hay un periodo de riesgo de una situación de urgencia; no es una urgencia de riesgo vital pero sí de riesgo de perder el testículo. Se trata de la torsión testicular. Hasta la adolescencia la movilidad del testículo dentro del escroto es mayor y eso puede llevar a que el testículo rote sobre sí mismo con una o varias vueltas y eso lleva a falta de riego de sangre y en definitiva a un infarto de parte o e la totalidad del testículo. El niño tiene mucho dolor y habitualmente en urgencias se diagnostica y precisa la detorsión quirúrgica. Es una urgencia porque si pasan muchas horas el testículo se puede perder a pesar de la intervención.

En el resto de casos no existe urgencia pero debe haber una opción de consulta sin demora porque, como se señaló antes, la posibilidad de que se trate de un cáncer existe y hasta su descarte se acompaña de gran ansiedad.

¿QUÉ PRUEBAS SE REALIZAN?

Los testículos para bien o para mal están fuera del cuerpo, están visibles y son fáciles de explorar. Por tanto, para la exploración es una ventaja. Ya quisiéramos poder tocar el hígado o el páncreas con la facilidad que lo hacemos en el testículo. La exploración meticulosa por un urólogo experimentado dará el diagnóstico casi en todas las ocasiones. Se complemente con la ecografía que permite visualizar zonas que no han sido palpadas. No duele y en muchas ocasiones se realiza sobre la marcha en la misma consulta. En ocasiones se complementa con una analítica de sangre y de orina muy simples.

SI SE DIAGNOSTICA UN TUMOR DE TESTÍCULO ¿QUÉ HAY QUE HACER Y QUÉ PRONÓSTICO TIENE?

Hay que extirparlo y estudiar si existe enfermedad más allá del testículo, en otras zonas del cuerpo. En ese caso se complementa con tratamiento con quimioterapia. Los resultados son habitualmente muy buenos y se considera el tumor sólido con mejor respuesta a la quimioterapia.

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA PREVENIR ESTOS PROBLEMAS?

La verdad es que la mayoría ocurren porque si, sin causa clara que podamos evitar. Lo que si se puede realizar es el diagnóstico precoz campañas de concienciación a la población para que acuda pronto al médico, que la vergüenza no sea un obstáculo ya que el retraso en el diagnóstico va en contra de la curación y pronóstico.

En este sentido existe la posibilidad de instruir en la autoexploración; en algunos países enseñan en las escuelas a que los niños conozcan la normalidad anatómica del testículo y así serán capaces de detectar anormalidades si ocurrieran.

Dr. Federico Rodríguez-Rubio
Dr. Federico Rodríguez-Rubio
Responsable de la unidad de urología y dirección médica
Responsable de la unidad de urología y dirección médica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies