Láser de próstata

La energía láser permite realizar dos técnicas que han revolucionado la cirugía de la próstata: la fotovaporización y la enucleación de la prostata.

  • La fotovaporización consiste en eliminación, mediante energía láser de la parte de la próstata que obstruye la salida de la orina,
  • La enucleación de la próstata consiste en la extirpación de la parte central de la próstata que ha crecido en exceso y que tapona la salida de la orina.

Cuando se trata de próstatas grandes es preferible a la fotovaporización para el láser de próstata.

Ventajas

  • La fotovaporización produce menos sangrado y pronta recuperación a la vida normal.
  • En la enucleación sustituimos cirugía abierta, sangrante y de larga estancia hospitalaria por cirugía sin incisión, minimamente invasiva y de muy corta estancia.

¿Por qué se debe realizar esta técnica?

Actualmente son las técnicas de elección en la mayoría de las guías clínicas y en los hospitales de referencia de todo el mundo.

Detalles del tratamiento

  • Dependiendo de característica del paciente el procedimiento varía entre 1 hora y 2 horas
  • El paciente suele comer el mismo día de la intervención, se levanta al día siguiente. Permanece sondado entre 12 o 48 horas dependiendo de la evolución y de la situación de partida del paciente.
  • Anestesia habitualmente raquídea (la conocida como epidural).
  • La mayoría de los pacientes notan una mejora en la micción en las primeras semanas tras la cirugía