CENTRO INTEGRAL DE SALUD PÉLVICA

Estudios Urodinámicos

Consisten en un conjunto de pruebas que permiten observar el funcionamiento de tu vejiga, y así completar el diagnóstico y proponerte el tratamiento más adecuado al problema.

Tipos de estudios urodinámicos

Nos encontramos con tres tipos de estudios:

  • La flujometría es la prueba más simple de todas, consiste en orinar en un aparato con sensores que analizan como se expulsa la orina, estos análisis orientan al especialista sobre cómo está funcionando la vejiga del paciente.
  • La cistomanometría es un estudio más completo. Son estudios más invasivos ya que hay que colocar al paciente una sonda, que va a la vejiga, con la cual llenaremos la vejiga de un líquido, así estudiaremos la fase de llenado vesical. También se colocará una sonda a través del recto, con la cual se medirá la presión infra abdominal. Pese a que no son técnicas dolorosas para el paciente, pueden resultar incómodas.
  • La presión flujo es un estudio que además de incluir la cistomanometría, añade una fase de vaciado. Una vez llena la vejiga invitamos al paciente a orinar y registramos cómo se comporta la vejiga en el vaciado. Es el estudio más completo.

¿Cuándo se deben realizar estos estudios?

Globalmente podemos decir que son estudios encaminados a diagnosticar enfermedades de la vejiga que cursen con un mal funcionamiento de la misma. Esto incluye contracciones de la vejiga que no son deseables y que producen escapes de orina, pacientes que están obstruidos por padecimientos de próstata, trastornos de vejigas neurógenas en pacientes parapléjicos… el campo es muy amplio.

Lo pueden indicar diversos especialistas que tengan en su especialidad alguna relación con el suelo pélvico como urólogos, ginecólogos, cirujanos o cirujanos pediátricos.

Detalles del tratamiento

Estas pruebas no necesitan de ninguna anestesia, pero sí pueden llegar a ser incómodas, sobretodo en pacientes masculinos en los cuales la uretra es mucho más larga. En los pacientes femeninos es mucho menos molesto y la colocación del catete rectal se asemeja a la colocación de un supositorio.

Las pruebas son sencillas y suele durar entre 30 y 45 minutos. En ese tiempo lo que se hace es provocar y reproducir los síntomas que referimos y obtener un registro gráfico de lo que se observe.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies