CENTRO INTEGRAL DE SALUD PÉLVICA

La obstrucción prostática tiene un nuevo tratamiento
11 mayo, 2017
próstata
Si aprecias tu próstata, no aparques siempre en la puerta
25 mayo, 2017
Mostrar todo

La cistitis veraniega: ¡mantente a salvo con 3 consejos muy básicos!

Se estima que al menos el 50% de las mujeres padece una cistitis en algún momento de su vida. Aquí te planteamos algunos hábitos para que tú formes parte del otro 50%, al menos este verano.

Antes de nada ¿qué es la cistitis y por qué se produce? Es una infección de orina causada por bacterias, esos odiosos organismos diminutos que solo se dejan ver bajo un microscopio. Por lo general, las bacterias que entran en las vías urinarias se eliminan rápidamente antes de que causen síntomas, pero a veces, por ser demasiado numerosas o porque el cuerpo no cuenta con suficientes defensas naturales, se salen con la suya y causan una infección.

¿Los síntomas? Necesidad de orinar con frecuencia y en pequeñas cantidades, dolor al hacer pis y, ocasionalmente, sangre en la orina o molestias en el abdomen.

¿Qué hacemos para ganar la batalla a la incómoda cistitis?

  1. Olvídate de esa recurrente frase “No, si yo aguanto… ya haré pis cuando llegue a casa”. Una afirmación de alto peligro, sobretodo en verano, por la cantidad de horas que pasamos fuera. Los médicos recomiendan justamente lo contrario: si tienes ganas de orinar, busca un baño y hazlo. Vaciar la vejiga con frecuencia es altamente recomendable para eliminar las pequeñas cantidades de gérmenes inofensivos de una forma natural, sin darles tiempo a multiplicarse y provocarnos una infección.
  2. Y ya que estamos en un baño, aseo, toilette o excusado, vamos a por el segundo consejo. En el caso de realizar un número 2 (que es como los americanos más cursis llaman al hecho de hacer caca), lo más higiénico y recomendable es limpiarse, tras la deposición, siempre de delante hacia atrás y nunca en dirección contraria, para así evitar el arrastre de bacterias fecales hacia la zona urinaria.
  3. Por último, ¿acabas de darte un baño en la playa o en la piscina, y te apetece sentarte a la sombra del chiringuito? Vale, perfecto, pero antes espera a que se te seque el biquini o cámbiate de bañador. Puede que te suene a consejo de abuela, pero es una recomendación puramente científica: la humedad en la zona pélvica -o el simple hecho de estar con un bañador mojado durante un largo periodo de tiempo- puede provocar en la mujer episodios de infección urinaria.

Ya lo sabes: si practicas estas tres rutinas tan facilitas, es muy posible que te libres. Porque una cosa está clara: si algo no quieres llevarte ni traerte de vacaciones, es una fastidiosa cistitis.

Dra. Sofia Garrido
Dra. Sofia Garrido
Responsable de unidad incontinencia, litiasis y urología general
Responsable de unidad incontinencia, litiasis y urología general.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies